UBICACIÓN GLOBAL AUCM

sábado, 3 de agosto de 2013

PLAN NACIONAL DEL BUEN VIVIR 2013-2017





En la ciudad Alfaro, del Cantón Montecristi, se encuentra desarrollando la SESIÓN DEL PLENO de la ASAMBLEA CIUDADANA PLURNACIONAL E INTERCULTAURAL PARA EL BUEN VIVIR, los días 2 y 3 de agosto de 2013, con la presencia de 132 delegados y delegadas a nivel nacional, que conocerán el PLAN NACIONAL DE BUEN VIVIR 2013-2017 oficialmente, y que será de conocimiento masivo en los próximos días. Está previsto igualmente un análisis del contenido del Plan y cómo se iniciará los procesos de socialización del Plan mediante mesas de trabajo, que permitan a su vez, en lo posterior su verificación en el cumplimiento y seguimiento desde los distintos delegados y delegadas desde la ciudadanía colectiva e individual en los diferentes territorios.



El BUEN VIVIR es un paradigma de izquierda, revolucionaria, para superar la crisis que vive el capitalismo, hacia procesos más avanzados de igualdad, incluso con la naturaleza, garantizando el cumplimiento de los derechos ciudadanos consagrados en el Constitución, y que requieren de la decisión y participación activa de la ciudadanía en procesos articuladores desde las localidades hacia lo nacional o viceversa. Este camino no está planificado en términos de que la ciudadanía debe ser parte de, y no sólo observadores, pues los lineamientos en el camino se seguirán estableciendo localmente y desde lo nacional.



Es un compromiso del Plan que implica la unidad de los pueblos a nivel Latinoamericano, inclusive, y para la historia de Alfaro por ejemplo, desde esas épocas se buscaba como parte de la revolución, que ahora se plasma en la elaboración de este documento desde Ecuador para apuntar a esa unidad.



El Gobierno Nacional a través de la Presidencia propuso que la construcción de poder popular debe ser parte de la administración pública, para pellar, construir el poder desde el pueblo, desde los ciudadanos.



El Dr. Fander Falconí hace la entrega formal del Plan Nacional para el Buen Vivir a la Asamblea Ciudadana Plurinacional e Intercultural a través de la compañera Delegada Yajaira Quiñónez. Miembro igualmente por la sociedad civil al Consejo Nacional de Planificación.



Desafíos políticos, en términos de que la oposición local y global se enmarca en procesos de espionaje, vulneración de derechos, de manera global contra el escenario Latinoamericano, de allí la necesidad de fortalecer el proceso revolucionario, de manera sostenible, conjuntamente con la economía, lo social, y lo político, un ámbito de acción que hay que estar atentos estos desafíos para sostener la revolución (Patricia Sarzosa, Secretaría Nacional de la Gestión de la Política), para ello es necesario consolidar la institucionalidad de Estado, asegurar el cambio de liderazgos profundos en el nivel político, es necesario construir el poder popular en función de que las políticas de desarrollo y cambio deben llegar al territorio, a través de una red territorializada. No sólo necesitamos ciudadanos preocupados de sus derechos, sino conciencia de que todos somos responsables para que este cambio se realice.



La democracia participativa debe ser creada en todos los niveles de gobierno, y esto se fundamenta en los representantes de la Asamblea Ciudadana Plurinacional para promover la creación de las instancias ciudadanas desde las localidades. Supone entonces una vigilancia permanente de los procesos de participación en los territorios, para ello la participación ciudadana siendo fundamental, en la construcción del poder popular, donde debe confluir un Gobierno que permanentemente invierte de forma eficiente y transparente, con cero corrupción, y en eso las organizaciones sociales deben asumir ese rol. Debe haber funcionarios abiertos, al diálogo a la toma de decisiones colectivos, y que las organizaciones sociales deben tender puentes para que la red organizativa dejando de lado sus intereses institucionales y personales, permitan construir Agendas programáticas, para lo cual se requiere suscripción de acuerdos nacionales como ha pasado a nivel nacional con el Alba, para garantizar la satisfacción de necesidades básicas insatisfechas por ejemplo, en democracia, y progresivamente.



Es necesaria la reconstrucción de nuevos liderazgos, que se involucren, y que las nuevas decisiones marquen distancia de lo anterior pero por procesos a largo plazo, en nuevos conceptos ideológicos, que requieren formación permanente a largo plazo por el lado de los derechos, construyendo nuevos conceptos, nuevas teorías, sin necesariamente repetir el pasado, al cual lo vemos sólo como referente.



El poder popular nos exige cambios en asimilar nuestros derechos y responsabilidades, desde la territorialidad de nuestros derechos, en la diversidad, por la igualdad y la unidad de la sociedad.

 

A MAYOR ORGNIZACIÓN POPULAR MAYOR POSIBILIDAD DE CONSTRUCCIÓN DEL BUEN VIVIR.



Instrúyanse, porque necesitaremos toda nuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo. Organícense, porque necesitaremos de toda nuestra fuerza GRAMSCI